Visión General de Peru | Agencia de Viajes Dos Manos



VISIÓN GENERAL DE PERÚ

Perú: un fascinante destino de viaje

Perú es un país diverso, con profundas raíces culturales plantadas en la civilización Inca. Es un país conocido por su vitalidad cultural e histórica, diversidad geográfica y riqueza culinaria. Alberga al emblemático parque arqueológico de Machu Picchu, el cual se encuentra ubicado en bosque nublado entre las montañas de los Andes y la selva, Perú, sin duda, tiene muchos tesoros para cada tipo de viajero. Viajar a Peru es un sueño para muchos viajeros.

Nominado en dos ocasiones por los World Travel Awards como el mejor destino de viaje culinario del mundo, Perú irradia una fuerte energía cultural, que atrae a turistas de todo el mundo que quieren viajar a Peru por sus muchas maravillas naturales e históricas. Hay muchos datos interesantes acerca de Perú, por lo que es un destino divertido y fascinante en América del Sur



La alta diversidad de Perú

Perú tiene una gran cantidad de paisajes y climas interesantes. Es el tercer país más grande en América del Sur, se encuentra justo debajo de la línea ecuatorial y comparte fronteras con Ecuador, Colombia y Brasil en el norte; Bolivia y Chile en el sureste. Es el hogar de las playas calientes costeras, oasis del desierto, montañas cubiertas de nieves altas (Región Sierra - Andes), y una selva tropical, que conduce a la cuenca del río Amazonas, al este.

Debido a esta diversidad geográfica, el Perú es rico en recursos naturales como el cobre, plata, oro, petróleo, madera, pescado, además de minerales como el hierro, carbón y energía hidroeléctrica. Por otra parte, los valles fértiles del Perú también producen una variedad de cultivos como el café, la caña de azúcar, arroz, papas (alrededor de 3000 variedades), maíz, plátanos, piñas, cebada, aceite de palma, frijoles, entre otros.

Debido a sus amplios recursos naturales, el Perú fue un lugar muy atractivo para los conquistadores españoles durante todo el tiempo de la colonia a partir de mediados de 1500.



Patrimonio indígena de Perú

Antes de la conquista española, los incas mantuvieron el control sobre Perú, dominando un imperio que se extendió a lo largo de toda la parte occidental de América del Sur. Uno de los más famosos restos arqueológicos de esta época es la sagrada ciudad inca de Machu Picchu, una de las Siete Maravillas del Mundo. Pero Perú no solo cuenta con Machu Picchu, ya que existen muchos lugares arqueológicos en todo su territorio, algunos incluso anteriores al Imperio Inca y algunos aún por descubrir.

Algunas tradiciones prehispánicas se pueden apreciar aún en la vida moderna y el día a día. Especialmente en las áreas remotas de Perú, donde la gente vive de acuerdo a las antiguas tradiciones, hablando quechua, el idioma antiguo de los incas. Una cuarta parte de la población de Perú aún habla quechua, algunas de estas personas hablan poco o nada de español. Las tradiciones y patrones de tejido, así como los rituales y las ceremonias incas todavía siguen siendo fuertes en el Perú.



La sociedad peruana moderna

La sociedad Peruana puede ser considerada como multiétnica, con dinámicas demográficas interesantes y antecedentes históricos. El grupo étnico más numeroso está formado por los amerindios, los habitantes originarios de Perú. La segunda población más grande se compone de los mestizos, que es una mezcla de linajes amerindios y anglosajones. El resto de Perú está compuesto por una mezcla de europeos, los afro - peruanos y asiáticos.

Si bien el Perú es una democracia exitosa, rica en recursos naturales y con un rápido crecimiento industrial de exportación y turístico, sigue siendo un país muy pobre. Los temas de pobreza y desarrollo persisten en Perú, a pesar de la expansión de la economía. La pobreza es más notoria entre las comunidades indígenas que viven en zonas rurales. La pobreza rural se atribuye a la falta de servicios esenciales como la educación, la energía eléctrica, la infraestructura básica y el acceso a servicios de salud adecuados y agua potable.

Con sus vastos yacimientos arqueológicos, y la creciente industria del ecoturismo en la selva, el Perú es un destino popular no sólo para los turistas, sino también para investigadores y los voluntarios que tratan de encontrar un trabajo que ayude de manera significativa a reducir la pobreza y promover el desarrollo en un país culturalmente floreciente.